Menú

consejos para elegir una cinta de correr

¿Cómo elegir una cinta de correr? Todo lo que debes de tener en cuenta antes de comprar la tuya

Antes de elegir una cinta de correr es importante que definas tus objetivos y necesidades

Con esta guía, conocerás los 10 factores que debes tener en cuenta a la hora de elegir el mejor modelo. De manera clara y sin ambigüedades te explicaré qué factores debes considerar para elegir el tipo de cinta de correr que mejor rendimiento pueda ofrecerte en función de tu nivel de entrenamiento.

Si lo prefieres, navega a través de la tabla de contenido y consulta el apartado que mejor responda a tus inquietudes. 

Define tus objetivos y necesidades antes de elegir tu cinta de correr

Antes de tomar una decisión sobre qué cinta de correr comprar, debes definir tus objetivos y necesidades específicas y hacerte estas preguntas, puede facilitar tu decisión:

¿Buscas mejorar tu resistencia porque te encuentras a un nivel físico alto y necesitas una cinta de gama alta o simplemente mantenerte en forma y perder grasa con una cinta de correr de buena relación calidad precio?

¿Con qué frecuencia vas a utilizarla?

¿Dispones de tu gimnasio en casa o necesitas una cinta de correr plegable?

¿Cuál es tu rango de precio?

Al responder estas preguntas, y tras leer esta guía de compra, tendrás las ideas más claras y podrás identificar la que mejor se ajuste a tus necesidades.

1. Potencia del motor y velocidad máxima

Si estás comprometido/a con tu entrenamiento y lo llevas a cabo de manera regular, uno de las claves a la hora de elegir tu máquina de correr es la potencia que será capaz de ofrecerte.

Como orientación, si la quieres para correr y no para solamente caminar, el motor de la cinta debe tener al menos 2 CV para funcionar de manera silenciosa y evitar el sobrecalentamiento.

La siguiente tabla, puede ayudarte a ajustar tu elección de manera más personalizada. 

   ℹ️ Potencia de motor orientativa necesaria para correr por peso corporal:

60-80 kg ⇒ 2,00-2,50 CV

80-100 kg ⇒ 2,50-3,00 CV

100-125 kg ⇒ 3,00-3,50 CV

125-150 kg ⇒ 3,50-4,00 CV

Importancia de la potencia en la elección de tu cinta de correr

En cuanto a velocidad, a modo general, las cintas caminadoras con velocidades por debajo de 14 km/h, no son ideales para correr a ritmos medios o altos de manera regular. 

Los motores de estos modelos, están diseñados para funcionar de manera eficiente dentro de un rango de velocidades específico. Cuando se les hace trabajar de más con velocidades cercanas a su límite máximo durante largos periodos, se estropean antes de tiempo. Este tipo de caminadoras están orientadas para hacer un ejercicio saludable en casa pero no para alta intensidad.

Para entrenar a ritmos más rápidos durante largos períodos o una respuesta eficiente ante sprints e intervalos en cinta de correr, lo más recomendable es que elijas una cinta con una velocidad máxima de 16 km/h o superior. De este modo, tendrás margen y podrás entrenar sin limitaciones. La mayoría de cintas para correr de gama media,  cumplirán tus expectativas. 

Como consejo, si eres principiante y tienes como objetivo progresar y aumentar tu resistencia, es mejor que elijas una cinta de correr con una potencia suficiente para que no limite tu progreso en un futuro.

Por otro lado, las cintas de correr curvas sin motor, son otra opción si estás a un nivel físico alto, buscas una experiencia de entrenamiento más similar al de correr al aire libre o simplemente quieres ahorrar en electricidad.

Si prefieres investigar un poco más antes de comprar tu cinta de correr, en este artículo te explico todo sobre las cintas de correr curvas y a quién ofrecen su mejor rendimiento.

 

Modelo Bodytone ZROT4
Ver cintas de correr curvas Bodytone

¿Qué define al motor de una buena cinta de correr?

1. Potencia constante y bajo nivel de vibraciones

El motor debe proporcionar una potencia constante y consistente, independientemente de la velocidad a la que esté funcionando. Además, debe generar las vibraciones mínimas durante el funcionamiento porque esto contribuye a una experiencia de carrera más suave y cómoda, reduciendo la fatiga y la posibilidad de lesiones.

2. Silencio de funcionamiento

Debe ser silencioso durante su operación. Agradecerás que no haga ruido (lo que resulta irritante si no entrenas con auriculares) y además podrás usarla sin que te condicione el hecho de no querer molestar a nadie de tu entorno.

3. Durabilidad y capacidad de enfriamiento

Debe estar preparado para resistir el uso continuo y prolongado sin sobrecalentarse. Los motores más avanzados, están diseñados con sistemas de enfriamiento eficientes, como ventiladores o disipadores de calor, para mantener una temperatura adecuada durante el ejercicio intenso, lo que prolonga la vida útil del motor y garantiza un rendimiento constante a lo largo del tiempo.

4. Extras: Eficiencia energética

Un motor eficiente utiliza la energía de manera efectiva, lo que puede ayudar a reducir el consumo de electricidad. Un ejemplo son las cintas de correr BH Fitness que integran motores con opción ECO Mode, que pueden reducir el consumo si lo seleccionas. 

2. Niveles de inclinación eléctrica de la cinta de correr

Según la marca y el modelo, la inclinación de la cinta variará, pero la gran mayoría de cintas de correr de gama media, se mueven entre el 10 y el 15 % de inclinación eléctrica. Algunos modelos más avanzados, integran sistemas de inclinación que pueden ir del 20 al 40 % de pendiente eléctrica.

Una marca destacada es Nordictrack, porque diseña cintas que también permiten entrenar con declinación, lo cual es interesante para romper la monotonía e involucrar a más grupos musculares. Si eres runner y te gusta experimentar sensaciones diferentes a la habituales que suele ofrecer una máquina durante tus sesiones de cardio, posiblemente estos modelos encajen con tus preferencias. 

 

Comparativa y análisis mejores cintas de correr Nordictrack
Comparativa mejores cintas Nordictrack

Considera que entrenar con la cinta inclinada fortalece tus piernas y glúteos, y si eliges un modelo con inclinación, podrás beneficiarte  con este tipo de entrenamiento sin necesidad de alcanzar altas velocidades, con el que puedes mejorar tu explosividad, tu potencia y acelerar la quema de grasas. 

Un punto en el que fijarte a la hora de elegir tu cinta de correr, es que la inclinación sea eléctrica. Algunas cintas de correr baratas cuentan con inclinación manual o directamente no ofrecen la opción.

3. Frecuencia de uso semanal

Es importante que la cinta para correr que elijas cuente con una mecánica y prestaciones que cubran la frecuencia semanal de entrenamiento que necesites. 

Las cintas de uso doméstico, con una calidad mínimamente buena, ofrecen una media de 5-7 horas semanales.

Si en tu caso, la vas a compartir con tu pareja o familia, piensa que necesitarás un motor que haga frente a una frecuencia de uso semanal más alta.

Algunos cintas de correr de gama media como la cinta BH Fitness i.Boxster o la Reebok Jet 300, permiten hasta 20 horas semanales de entrenamiento, ofreciendo muy buena respuesta dentro de un rango de precios bastante razonable.

Si tu entrenamiento es de alto rendimiento, una cinta de correr semiprofesional te dará mucho margen, algunos modelos de gama alta, integran motores de corriente continua, lo que significa que soportan una carga de trabajo muy por encima de cualquier modelo de fitness doméstico.

4. Estructura, plataforma y peso máximo de usuario/a adaptado a tu complexión física

La estructura de la cinta de correr debe ser robusta y descansar sobre una base y una plataforma estables para que puedas correr cómodamente y disfrutar de una experiencia de entrenamiento óptima.

Si la cinta pesa poco o su diseño no es lo suficientemente fuerte, cuando empieces a correr se moverá, vibrará y no te dará la estabilidad que buscas. 

Todas las cintas de correr indican para que peso máximo de usuario/a están diseñadas. Este dato puede conducir a confusión, pues tiene estrecha relación con la potencia de la cinta. 

Cuanto más te acerques al peso máximo de usuario/a para el que está diseñada la cinta, el rendimiento de su motor bajará gradualmente. Por ejemplo; si pesas 100 kg y compras una cinta de correr con un motor de hasta 16 km/h para usuarios/as de hasta 110 kg, no te dará la misma respuesta que le daría a una persona que pese 60-70 kg.

Por este motivo, es interesante que elijas una cinta que te ofrezca cierto margen en este punto si necesitas una potencia generosa, especialmente si estás a un nivel físico alto o si eres de complexión grande. 

Si buscas una caminadora para trotar suave o realizar sesiones de cardio regenerativo, no será un factor tan relevante y posiblemente una cinta de correr más básica pero de calidad, cumpla tus expectativas.

5. Superficie de carrera: factor decisivo para elegir la mejor cinta de correr

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta antes de elegir una cinta de correr, es su superficie de carrera.

Es un punto en el que se suele intentar engañar al usuario/a a la hora de vender y opino que es un gran error.

Piensa que de nada servirá un motor que alcance una velocidad máxima de 20 km/h si el tapiz es corto o estrecho y vas a estar sufriendo por no salirte de la cinta.

Esto tendrá un impacto directo en la calidad de tus zancadas, no te permitirá concentrarte en la carrera y posiblemente arruine tu preciado tiempo para entrenar. 

Para correr a velocidades altas sin miedo a salirte de la cinta, tropezar o pisar fuera del tapiz, debe estar diseñada con una superficie mínima de carrera. De ancho necesitarás un mínimo de 45 cm para poder correr de manera natural y que tengas juego y movilidad tanto de brazos como de piernas.

El largo es fundamental, pues es determinante a la hora de correr sin peligro de tropezar, por lo que la superficie de carrera debe contar con un mínimo 140 cm si eres de estatura media. Si mides de 180 cm en adelante, necesitarás un tapiz de 150 cm que no condicione tus zancadas. Las cintas de correr anchas te proporcionarán una experiencia de entrenamiento óptima, permitiéndote mantener el ritmo de manera cómoda. 

Es importante tener precaución con las cintas de correr económicas que prometen alcanzar velocidades elevadas. A menudo, estas cintas están fabricadas con materiales de calidad cuestionable y presentan estructuras más pequeñas, lo que las hace inadecuadas para la carrera.

Asegúrate de investigar y evaluar cuidadosamente cualquier cinta de correr antes de comprarla, para evitar decepciones y lesiones debido a un equipo inadecuado para tus necesidades de entrenamiento. En Objetivo Fitness siempre te proporcionamos información sobre el tipo de entrenamiento para el que está diseñado cada modelo, con el fin de ayudarte a tomar una decisión acertada.

6. La importancia de la amortiguación para elegir buena cinta de correr

La amortiguación de la cinta de correr es un factor relevante, ya que marca una gran diferencia en su favor en comparación con la carrera en asfalto. Las mejores marcas invierten constantemente para diseñar  sistemas avanzados que sean seguros para la salud de músculos y articulaciones. Si ya llevas kilómetros encima agradecerás evitar lesiones y poder mantener una frecuencia alta de entrenamiento semanal sin molestias. Si tienes algo de sobrepeso te permitirá entrenar sin dolores articulares. 

Las tres principales funciones que debe cumplir son las siguientes:

1. Absorción del impacto: Cuando caminas o corres en una cinta de correr, tus pies golpean repetidamente la superficie de la plataforma. Cada vez que el pie toca la cinta, se genera una fuerza de impacto que se transmite a las articulaciones, como las rodillas, las caderas y la columna vertebral, así como a los músculos y tendones.

Los sistemas de amortiguación están diseñados para absorber parte de esta fuerza de impacto, evitando que se transmita de manera directa a las articulaciones y los músculos.

2. Reducción del estrés en las articulaciones: Al reducir la cantidad de impacto que llega a las articulaciones, los sistemas de amortiguación ayudan a minimizar el estrés en estas estructuras.

3. Prevención de lesiones: Los sistemas de amortiguación pueden contribuir a prevenir lesiones relacionadas con el ejercicio, como distensiones musculares, esguinces, fracturas por estrés y lesiones en las articulaciones

Cómo debe ser la amortiguación de una cinta de correr

2. Reducción del estrés en las articulaciones: Al reducir la cantidad de impacto que llega a las articulaciones, los sistemas de amortiguación ayudan a minimizar el estrés en estas estructuras.

3. Prevención de lesiones: Los sistemas de amortiguación pueden contribuir a prevenir lesiones relacionadas con el ejercicio, como distensiones musculares, esguinces, fracturas por estrés y lesiones en las articulaciones

Tipos de sistema de amortiguación comunes en las cintas de correr

1. Distribución de la amortiguación: Algunas cintas de correr tienen una amortiguación uniforme en toda la superficie de la plataforma, mientras que otras pueden concentrar la amortiguación en áreas específicas. 

2. Grosor de la amortiguación: El grosor de la capa de amortiguación también puede variar. Algunas cintas de correr tienen almohadillas de amortiguación más gruesas, lo que puede ofrecer una mayor absorción de impacto. Otras pueden tener una capa de amortiguación más delgada, lo que puede proporcionar una sensación de carrera más firme.

 

3. Zonas de amortiguación ajustable: Algunas cintas de correr avanzadas, ofrecen la opción de ajustar la amortiguación manualmente. Esto permite modificar la dureza de la amortiguación o incluso anularla para adaptarse a diferentes tipos de entrenamiento, como puede ser simular terrenos más duros.

4. Distribución variable: Algunas cintas de correr utilizan sistemas de distribución de amortiguación variable que se ajustan automáticamente según la velocidad o la intensidad de la carrera. Por ejemplo, la amortiguación puede ser más firme a altas velocidades y más suave a velocidades más bajas.

Nordictrack EXP 10i amortiguación ajustable
Ver Nordictrack EXP10i con amortiguación ajustable

7. Tecnología y consola

Las consolas de las cintas de correr, integran monitores TFT, LED o LCD en los que muestran indicadores con las métricas del entrenamiento.

Prácticamente, todas, integran programas de entrenamiento predeterminados y personalizables para poder adaptarlo a tu nivel físico. Si te motiva entrenar mediante estos programas, elige un modelo que tenga variabilidad. Los más habituales son entrenamientos de sprint o intervalos, colinas o programas que permiten establecer objetivos por pulsaciones o calorías quemadas.

Jet-200-Consola-intuitiva-Bluetooth-
Ver cinta de correr Reebok Jet 200

Otro punto a tener en cuenta es si dispone de puertos, MP3 o altavoces. Analiza si prefieres entrenar con tus auriculares o te gustaría escuchar música a través de los altavoces de la cinta.

8. Conectividad: ¿Cinta de correr con Bluetooth o wifi?

Las cintas de correr con conectividad se pueden sincronizar con tu dispositivo móvil o Tablet mediante diferentes Apps de fitness (algunas gratuitas y otras de pago), como pueden ser i.Concept de BH Fitness o la popular iFit que integra Nordictrack en sus máquinas de cardio. Estas aplicaciones permiten registrar tus entrenamientos para llevar un control de tu progreso, participar en retos con otros/as usuarios/as o realizar entrenamientos y rutas virtuales. 

Cintas de correr con Bluetooth

Un modelo con Bluetooth puede ayudarte a llevar un seguimiento preciso de tu progreso (control de calorías, distancias, tiempos…). Si necesitas un plus de motivación, te cuesta mantener la constancia o se te hace monótono el entrenamiento en cinta de correr, un modelo con conectividad puede ayudarte a mantener la continuidad al convertir tus sesiones más amenas y conseguir la constancia necesaria para lograr objetivos.

Además, suelen permitir la sincronización con pulsómetros para analizar tu sesión de entrenamiento.

Algunas cintas de correr con bluetooth solamente permiten entrenar con Apps fitness que requieren de una suscripción de pago. En estos casos, si prefieres no pagar ninguna App, puedes entrenar con los programas preestablecidos que contenga la consola de la cinta, pero no sincronizarla mediante bluetooth.

Cintas de correr con internet

Las cintas de correr inteligentes con internet están orientadas a un entrenamiento más entretenido. Integran consolas inteligentes con las que es posible disfrutar de Apps como Netflix o Youtube, permiten navegar en redes sociales y suelen integrar programas de entrenamiento virtual. 

Estos modelos integran pantallas táctiles con wifi y tienen bastante éxito entre un público más concreto, algo menos acostumbrado al entrenamiento en cinta, que busca opciones más entretenidas para subir a la cinta sin que se le vuelva tan monótono el entrenamiento.

Como ejemplo, algunos modelos de gama alta como la Matrix TF50  o la Sportstech F75 , son cintas de correr inteligentes. 

Ver Matrix TF 50

9. Dimensiones y plegado

Uno de los principales inconvenientes es el espacio del que disponemos en casa para entrenar. 

Las cintas de correr plegables son una buena opción si no quieres dejar la cinta montada cuando finalices tu sesión de cardio.

La mayoría de cintas, se pliegan verticalmente mediante sistemas hidráulicos bastante cómodos y prácticos. También suelen integran ruedas para poder moverlas con poco esfuerzo.

Algo que no debes pasar por alto es que si necesitas comprar una cinta de correr potente debe ser robusta, como te he ido comentando a lo largo del artículo, por este motivo, intenta elegir un modelo que a pesar de ser plegable no sacrifique prestaciones. Lo más habitual al buscar una opción plegable es encontrar cintas “ultraplegables” como la RUN 100 E de Decathlon, que son muy compactas, pero suelen ser caminadoras y no cintas para correr.

Si no sabes qué cinta de correr plegable comprar, en esta comparativa y guía de compra, encontrarás contenido actualizado donde te indico cuáles son los modelos con diseños y estructuras más amplios y estables para que puedan ofrecerte el mejor rendimiento.

10. ¿Cuánto espacio necesito para instalar una cinta de correr en casa?

Antes de instalar tu cinta de correr en casa, considera dejar una distancia de al menos dos metros detrás de la cinta. En caso de que tropieces o pierdas el equilibrio hacia atrás, este margen evitará que te golpees con alguna pared.

La altura de una cinta de correr puede ir entre los 15 y 20 cm en plano. A esta altura, debe sumarse el rebote de correr y el incremento en altura si vas a entrenar con pendiente.

Es recomendable dejar entre 50 cm y 1 metro de espacio a cada lado de la cinta para evitar la inseguridad de tocar cualquier obstáculo y de este modo promover una  buena sensación de comodidad durante la carrera.

También es interesante intentar que la zona del motor no esté demasiado pegada a muebles o paredes para facilitar la ventilación del motor y evitar que se sobrecaliente.

 

Espero que estos consejos te ayuden si quieres montar tu gym en casa y que puedas diseñar tu espacio fitness  para desconectar del mundo. 

Otras entradas que podrían interesarte …

Patricia Vilalta
Patricia Vilalta

El fitness no es mi profesión, es mi estilo de vida. Registrada en la FEF y entrenadora personal en el Registro Europeo de Profesionales del Ejercicio (EREPS), respeto la ciencia, pero reconozco que sigo más mis instintos basados en la experiencia tras muchos años de entrenamiento sobre mi espalda, evito dejarme llevar por modas y tendencias. Mediante Objetivo Fitness intento compartir información y perspectivas que puedan ayudarte a convertir el fitness en tu forma de vida.

Patricia Vilalta
Patricia Vilalta

El fitness no es mi profesión, es mi estilo de vida. Registrada en la FEF y entrenadora personal en el Registro Europeo de Profesionales del Ejercicio (EREPS), respeto la ciencia, pero reconozco que sigo más mis instintos basados en la experiencia tras muchos años de entrenamiento sobre mi espalda, evito dejarme llevar por modas y tendencias. Mediante Objetivo Fitness intento compartir información y perspectivas que puedan ayudarte a convertir el fitness en tu forma de vida.

Síguenos en: