Menú

Diferencias entre cintas de correr curvas y con motor

Cintas de correr curvas |
¿Son mejor que con motor?

Inicio Objetivo Fitness » Blog » Cintas de correr curvas

Si te preguntas cuáles son las diferencias entre las cintas de correr curvas y las cintas de correr con motor, en este contenido, analizaremos las características de las cintas de correr curvas para que puedas evaluar si lo que ofrecen, se ajusta a tus objetivos personales.

¿Prefieres una cinta de correr curva que se ajuste a tu paso natural y te ofrezca un entrenamiento desafiante? ¿O buscas la comodidad y versatilidad de una cinta de correr tradicional con motor? 

Sigue leyendo y analiza cada punto para determinar si una cinta curva puede ofrecerte un mejor rendimiento. 

¿Qué es una cinta de correr curva?

Una cinta de correr curva es una cinta de correr en forma cóncava y sin motor diseñada para que sea el/la atleta quien la haga rodar impulsándola con su zancada. La forma curva ayuda a mejorar la técnica de carrera debido a que el pie apoya en su parte delantera o zona del metatarso en cada pisada, imitando un patrón de zancada más natural y reduciendo la carga en las articulaciones.

Comparativa y análisis cintas curvas
Comparativa cintas de correr curvas Bodytone

¿Qué beneficios ofrecen las cintas de correr curvas?

1. La cinta curva puede ayudarte a mejorar tu técnica de carrera

Si tu objetivo es alcanzar un mayor nivel de  progreso, una cinta de correr sin motor puede ayudarte a superar tus límites mediante entrenamientos más intensos para lograr las adaptaciones que buscas.

El diseño cóncavo de la superficie de carrera tiene como objetivo replicar la experiencia de correr al aire libre al fomentar que el pie apoye con los dedos en cada zancada, respetando el arco natural del pie. Este gesto, promueve una posición más erguida e involucra a tu zona abdominal para mantenerla.

Modelo Bodytone ZROT4
Ver análisis ZRO-T4

Como resultado, perfecciona la técnica de carrera al mejorar el patrón de zancada y prevenir descompensaciones. Esto resulta altamente beneficioso para entrenar la velocidad de manera eficiente y con un menor riesgo de lesiones.

2. Mayores adaptaciones musculares

El entrenamiento en cinta de correr curva fortalecerá tus piernas y tu zona abdominal. La inclinación de la plataforma y la mecánica de la cinta, que requiere que empujes en cada zancada para que siga girando, exige un alto compromiso de todos los músculos de la pierna.

Isquiotibiales, gemelos y glúteo trabajarán intensamente por la necesidad de propulsarte. Tu zona media se verá altamente involucrada para mantener la estabilidad. Similar a entrenar en pendientes, pero con la seguridad que te proporciona la cinta y reduciendo notablemente el impacto sobre tu espalda, tobillos, rodillas y caderas.

correr en cinta curva músculos activados

3. Olvídate de la electricidad

Las cintas curvas no integran motor y por este motivo, ofrecen una gran comodidad al no depender de enchufes para su instalación.

Lo que también supone un ahorro a largo plazo al no consumir energía

Además, otro punto positivo es que el mantenimiento que necesitan las cintas autopropulsadas, es mínimo.

ℹ️ Las cintas curvas no permiten modular la inclinación por sus características, por lo que al no integrar motor de transmisión ni de elevación, el mantenimiento que necesita una curva, es mínimo. 

Si para ti es un inconveniente porque te motivan los entrenamientos en cinta de correr con inclinación, deberás plantearte comprar una cinta de correr como la Nordictrack EXP10 i que ofrece inclinación de – 3 a + 12 % de pendiente.

¿Se queman más calorías con una cinta de correr curva o con motor?

El entrenamiento en cinta de correr es de los más eficientes para quemar calorías , ya sea con o sin motor.

Pero si comparamos dos entrenamientos a la misma intensidad, el resultado es que correr en una cinta sin motor quema más calorías porque supone un mayor esfuerzo y por lo tanto, es más demandante.

El consumo máximo de oxígeno, la frecuencia cardíaca y la percepción de esfuerzo son mayores en una cinta curva, lo que puede incrementar el gasto calórico de un 25% a un 30 % frente a una cinta de correr con motor.

Si tu objetivo es mejorar el rendimiento o bajar el índice de grasa, la cinta de correr curva es una buena alternativa. Te pueden ayudar a gastar más energía en menos minutos.

Por otro lado, no podemos pasar por alto que el elevado requerimiento que exige el entrenamiento cardio en una cinta de correr curva a niveles altos de intensidad, puede aumentar la fatiga y restar calidad al conjunto del entrenamiento en personas no entrenadas o que necesiten mantener los niveles de energía altos para completar otras áreas del entrenamiento.

ℹ️ Analiza tu nivel de compromiso y esfuerzo durante los entrenamientos. La cinta curva te hará quemar más si eres muy autoexigente con tus entrenamientos. Si no te gusta sufrir, quizá no te compense y te convenga más una cinta de correr con motor para obligarte a trabajar a intensidades más elevadas. 

Experiencia de entrenamiento en una cinta de correr curva

¿Cómo funcionan la velocidad y el ritmo de carrera de una cinta curva?

Al correr en una cinta de correr curva, la velocidad la marcas tú con tu ritmo. A cada zancada debes empujar el cinturón para que se mueva bajo tus pies, lo que permite acelerar y desacelerar de una forma más similar al aire libre.

Las cintas curvas no integran botones para subir o bajar la intensidad. A diferencia de una cinta de correr tradicional en la que debes bajar manualmente la intensidad, con una curva, para frenar debes desacelerar la velocidad con tus piernas, como lo harías al aire libre.

adaptaciones entrenamiento cinta de correr curva

La experiencia de entrenamiento es más realista, sentirás que corres de una manera más natural, autorregulando la intensidad y basándote en sensaciones como lo harías en el exterior, más libremente.

La cinta de correr curva ofrece un gran potencial para entrenar sprints o intervalos Hitt. Podrás correr al máximo que te permitan tus piernas debido a que no tiene límite de velocidad, lo que te permite desafiar al máximo tu capacidad de sprintar. 

 Correr en una cinta curva requiere de una fase de adaptación durante los primeros entrenamientos porque puede ser incómodo al principio, pero te acostumbrarás pronto y tendrá un impacto positivo, ya que el aprendizaje motor que adquirirás te ayudará a ganar coordinación y una técnica correcta de marcha que te servirá para ser más eficiente cuando corras en exteriores. 

Debes saber qué en la cinta no motorizada, tu velocidad puede verse afectada debido a la mayor carga fisiológica, por lo que tu ritmo de carrera puede variar, tardando más tiempo por kilómetro recorrido.

¿Mejor cinta de correr curva o con motor?

Definitivamente, no son mejores unas que otras. Las cintas de correr curvas ofrecen su máximo potencial a personas con un nivel físico alto que necesiten una máquina para mejorar la marcha en carrera y aumentar su intensidad del entrenamiento. 

Por otro lado, no hay que olvidar que suelen ser más caras y voluminosas. A día de hoy, en el mercado, todavía existe una oferta mucho menor de modelos autopropulsados, por lo que hay mucha más variedad de cintas de correr motorizadas. 

Existe un enorme catálogo de cintas de correr convencionales con motor que se adaptan a todos los niveles de entrenamiento, ofreciendo todo tipo de funcionalidades para satisfacer cualquier demanda a nivel mecánico o tecnológico de corredores/as. 

Si estás pensando en diseñar tu espacio de cardio en casa, pásate por las siguientes comparativas. Encontrarás muchos modelos potentes con lo último en tecnología integrada que pueden cuadrar con lo que estás buscando para comprar la máquina de cardio que mejor se ajuste a tus necesidades.

¿Qué inconvenientes presentan las cintas de correr curvas?

1. Ofrecen ofrecen su máximo rendimiento en ritmos medios-altos o en sprints

Si tu objetivo es andar rápido o realizar carrera suave, quizá te conviene una cinta de correr tradicional. Debido a que los entrenamientos en cinta curva son bastante exigentes, no son la mejor opción para relajarte mientras caminas o realizar sesiones regenerativas, en este caso, una cinta de correr para uso moderado convencional, puede ser la mejor opción para mantener tus sesiones de cardio.

2. Son generalmente más voluminosas que las cintas de correr convencionales

Si no no dispones de mucho espacio y buscas una cinta de correr curva de respuesta semiprofesional, es importante destacar que no podrás plegarla y necesitarás espacio para instalarla.

Algunos modelos más económicos de cintas de correr curvas como las Bodytone, están orientadas al fitness doméstico, son más compactas y plegables, pero debes considerar que la superficie de carrera también será más pequeña. 

Si buscas una máquina de cardio potente, pero que te permita guardarla de manera cómoda tras el entrenamiento, en la comparativa de las mejores cintas de correr plegables, seguro que encuentras la tuya.

3. Las cintas curvas suelen tener un precio más elevado

Como hemos visto en el apartado anterior, a día de hoy, los modelos curvos son más caros generamente.

¿Qué mantenimiento necesita una cinta de correr curva?

Las cintas de correr curvas requieren un mantenimiento mínimo, lo cual es una ventaja significativa gracias a su diseño sin motor.

La superficie de carrera de una cinta autopropulsada, está compuesta por láminas con una pequeña separación similar a una cinta transportadora, por lo que no necesita lubricación. 

Requieren la limpieza básica como cualquier aparato para mantenerse en buen estado.

¿Cómo elegir una cinta de correr curva?

1. Analiza tu nivel de entrenamiento

Es importante evaluar el uso que le vas a dar, porque algunas cintas de correr curvas tienen un precio elevado porque están diseñadas para soportar las exigencias de los centros deportivos. Según cuales sean tus necesidades, quizá un modelo de precio más asequible como las cintas curvas Bodytone, puede cumplir perfectamente su función y acompañarte en tus entrenamientos por mucho tiempo sin que tengas que renunciar a la comodidad.

2. Superficie de carrera

Uno de los puntos más importantes antes de elegir cualquier cinta de correr, es asegurarte de que te ofrecerá las dimensiones adecuadas para correr con comodidad respetando tu patrón de zancada.

3. Materiales de construcción

A mayor calidad de los materiales de los que estén compuestas las láminas de la cinta de rodadura, responderá de manera más silenciosa y también se alargará su vida útil. Es el principal motivo por el que se da la diferencia de precio entre las cintas de correr curvas y las motorizadas. 

En este caso, la Bodytone ZRO-T4 se defiende bastante bien sin tener un precio prohibitivo.

4. Tecnología y consola

Los extras tecnológicos en algunas cintas de correr curva son mucho más básicos que sus competidoras eléctricas. Por otro lado, las consolas con más funciones también incrementan el precio de los modelos más profesionales.

5. Espacio disponible en casa

Analiza si podrás instalarla de manera que puedas respetar unos 50 cm mínimo por cada lado de la cinta para un uso cómodo y seguro. Como ventaja, las tomas de corriente no condicionarán su instalación.

 

Puede interesarte: ➡ ¿Cómo elegir una cinta de correr?

 

Espero que este contenido haya despejado tus dudas sobre las diferencias de entrenar en una cinta de correr curva o con motor y de este modo puedas decidirte por la opción que mejor rendimiento pueda ofrecerte.

Otras entradas que podrían interesarte…

Deja un comentario

Referencias:

Edwards RB, Tofari PJ, Cormack SJ, Whyte DG. Non-motorized Treadmill Running Is Associated with Higher Cardiometabolic Demands Compared with Overground and Motorized Treadmill Running. Front Physiol. 2017 Nov 14;8:914. doi: 10.3389/fphys.2017.00914. PMID: 29184508; PMCID: PMC5694659.

Tofari PJ, McLean BD, Kemp J, Cormack S. A self-paced intermittent protocol on a non-motorised treadmill: a reliable alternative to assessing team-sport running performance. J Sports Sci Med. 2015 Mar 1;14(1):62-8. PMID: 25729291; PMCID: PMC4306784.

Es importante recordar que las investigaciones se basan en grupos particulares, y en muchos casos pueden tener limitaciones en términos de representatividad. En Objetivo Fitness, valoramos mucho la experiencia y la individualización y por tanto, consideramos que los estudios científicos, pueden ser útiles pero deben interpretarse de manera crítica, con precaución y una perspectiva equilibrada. 

Patricia Vilalta
Patricia Vilalta

El fitness no es mi profesión, es mi estilo de vida. Registrada en la FEF y entrenadora personal en el Registro Europeo de Profesionales del Ejercicio (EREPS), respeto la ciencia, pero reconozco que sigo más mis instintos basados en la experiencia tras muchos años de entrenamiento sobre mi espalda, evito dejarme llevar por modas y tendencias. Mediante Objetivo Fitness intento compartir información y perspectivas que puedan ayudarte a convertir el fitness en tu forma de vida.

Patricia Vilalta
Patricia Vilalta

El fitness no es mi profesión, es mi estilo de vida. Registrada en la FEF y entrenadora personal en el Registro Europeo de Profesionales del Ejercicio (EREPS), respeto la ciencia, pero reconozco que sigo más mis instintos basados en la experiencia tras muchos años de entrenamiento sobre mi espalda, evito dejarme llevar por modas y tendencias. Mediante Objetivo Fitness intento compartir información y perspectivas que puedan ayudarte a convertir el fitness en tu forma de vida.

Síguenos en: